Indicador de Mercados del Este (IME)
Mercado local de lana

Mercado local de lana se activa mientras los precios siguen en caída.

 

 

 


Volvió así a los valores de 2020, cuando los precios de la lana comenzaban a repuntar después del primer golpe de la pandemia.
Los precios de la lana en el mercado australiano siguen en caída libre. En la última semana, el Indicador de Mercados del Este (IME) cayó 3,2% en dólares estadounidenses y cerró a US$ 7,26 por kilo base limpia.

Volvió así a los valores de 2020, cuando los precios de la lana comenzaban a repuntar después del primer golpe de la pandemia de Covid-19, que llevó el indicador a un mínimo de US$ 6,31 en julio, luego de perder US$ 4 por kilo en cuatro meses, más de 40% del precio.

El indicador también bajó 3,1% en moneda australiana, sin mayor influencia del tipo de cambio.

El enfriamiento de la economía china, con datos cada vez más preocupantes de desempleo, demanda interna y comercio exterior, afectan directamente al mercado lanero. A su vez, los mercados europeos entran en el último tramo del receso de verano durante el que la operativa ha sido limitada. Se espera que la reactivación europea contribuya a mover la demanda a partir de setiembre.

Las mayores caídas se dieron en lanas Merino, especialmente en el sector más fino, donde la calidad fue inferior a la de la semana pasada.

Las lanas cruza desafiaron la tendencia bajista del mercado y experimentaron subas en los valores, aunque partiendo de una base de precios muy deprimidos para este tipo de lanas, indicó el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL).

Un alto porcentaje de lana quedó sin vender, 14 y 17% en cada una de las dos jornadas de remates, por la negativa de productores a aceptar los precios propuestos.

Esta semana hay 10 mil fardos en oferta más que la semana pasada y el mercado de Sídney estará destinado a la primera venta especial de lanas superfinas de la zafra 2023/24, poniendo a prueba el comportamiento del mercado en ese segmento de alta calidad.

Negocios en el mercado local

En el mercado local, los operadores señalan que existen pocas consultas. En el sector de lanas finas, con mayor demanda, los productores con lotes de mejor calidad y con certificaciones prefieren aguardar una evolución de valores que esperan estén cerca del piso.

En la última semana, el SUL reportó media docena de operaciones por lana Merino de entre 18,5 y 21,8 micras, en lotes de 1.000 a 8.000 kilos. Solo dos de los negocios involucraron lanas con certificación RWS y los restantes lotes fueron acondicionados con grifa verde.

Un negocio por lana Merino de 18,5 micras y 5.000 kilos acondicionado con grifa verde obtuvo US$ 5,50 por kilo vellón y US$ 1 los subproductos, mientras que uno de 19,5 micras y 1.000 kilos acondicionado con grifa verde fue colocado por US$ 5,60 por kilo base sucia.

La diferencia de valor a favor de un lote de menor finura se explica por la mayor resistencia al lavado y el plazo de pago más largo: 45 días en lugar de 30.

El lote de mayor volumen fue uno de 8.000 kilos y 20 micras, grifa verde y RWS, que fue colocado a US$ 4,80 por kilo vellón.

Por su parte, un lote Corriedale de 26,8 micras y 1.500 kilos se pagó US$ 1 por kilo vellón.

La Unión de Consignatarios y Rematadores Laneros del Uruguay indicó en su informe semanal que las Cruzas finas de 26 a 26,9 micras grifa verde promediaron US$ 0,90 por kilo vellón en la última semana, y US$ 0,70 los lotes Corriedale fino de 27 a 27,9 micras grifa verde y US$ 0,60 sin acondicionar.
FUENTE MONTEVIDEO PORTAL

CLOSE
CLOSE