Uruguay
La marca ‘Uruguay Wools’ para promover al sector lanero en el mundo

La iniciativa, que fue presentada este jueves 27 de agosto por la agencia Uruguay XXI y el
Secretariado Uruguayo de la Lana en el Palacio Legislativo, tiene como objetivo posicionar las lanas uruguayas en los mercados más exigentes del mundo.

 

 

Con la presencia de la vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón, la directora general del
Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Fernanda Maldonado, el presidente del
Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Miguel Sanguinetti, el director ejecutivo de Uruguay
XXI, Jaime Miller y la vicedirectora ejecutiva de la misma agencia, Inés Bonicelli, se presentó la
marca Uruguay Wools.

Con el objetivo de fortalecer al sector para potenciar su internacionalización y consolidar la
oportunidad del país de erigirse como referente de la industria de la lana, tanto a nivel regional
como global, se creó la marca Uruguay Wools que sintetiza la propuesta de valor en el claim
“pure natural mystic” y se distingue por los siguientes atributos: innovación, perfil “glocal”
(global + local), calidad del diseño, origen natural y claridad.

“Este evento tiene una importancia realmente significativa. Han confluido en estos tiempos la
excelencia de nuestras lanas con el diseño nacional, que desde hace una década sostenidamente
se viene desarrollando protagonizado fundamentalmente por los más jóvenes”, señaló la
vicepresidenta en la apertura del evento.

El plan y la marca, que surgieron del trabajo en conjunto entre Uruguay XXI y el Plan Estratégico
Nacional del Rubro Ovino (PENRO) -ámbito interinstitucional integrado por varios actores de la
cadena ovina nacional- apoyan esta actividad productiva que goza de fuertes ventajas
competitivas, con precios y mercados de destino validados y una sólida historia alineada a la
sustentabilidad y las tendencias internacionales.

La directora general del MGAP, Fernanda Maldonado, resumió algunas iniciativas que lleva
adelante la cartera para mitigar las dificultades del sector y destacó que “a nivel comercial es
imprescindible elaborar una estrategia país, por lo cual aplaudimos y apoyamos propuestas
como éstas (…) La producción ovina tiene una muy buena historia que contar, trabajaremos
todos juntos para mostrar su valor”.

El presidente del SUL agregó que “el ovino y la fibra de lana es parte de la identidad nacional y
las raíces del país”, y señaló además que goza de reconocimiento internacional pero que aún
restan “deberes por cumplir para verla jugar en las ligas mayores del mundo”.

El director ejecutivo de Uruguay XXI, Jaime Miller, explicó que el SUL y Uruguay XXI, han
trabajado en la creación de un plan de promoción y desarrollo que refleja los valores del país en
la producción de lana, representadas, entre otras, por el manejo sostenible del ganado, las
normas de bienestar animal, la trazabilidad y el diseño.

“Queremos reconocer a este sector que ha estado siempre integrando nuestra cadena
exportadora y nos comprometemos a impulsarlo junto con sus referentes y en coordinación con
las autoridades competentes. La construcción de esta marca nos permite realizar desde Uruguay
XXI actividades que van desde contar su historia de producción hasta apoyar a las más de 300
pymes que trabajan con la lana. En cada uno de esos eslabones de la cadena apostamos a
trabajar conjuntamente con Cancillería en el desarrollo de nuevos mercados, encontrando nichos
atractivos y formas nuevas de llegar a éstos. Asimismo, en coordinación con la Agencia Nacional
de Desarrollo (ANDE) trabajaremos con pymes, diseñadores, tejedoras y artesanos de todo el
país para facilitar su internacionalización. En definitiva, lograr una oferta exportable sostenida
que se destaque por su calidad y originalidad”, expresó Miller.

El desarrollo de la marca Uruguay Wools integra la arquitectura de marcas bajo el paraguas de
la marca país, y forma parte del cometido de la agencia de inversiones y exportaciones.
“Uruguay XXI tiene a cargo actividades muy específicas en este sentido. A partir de un
conocimiento sectorial especializado, produce información relevante para exportadores e
inversores, genera materiales de marketing, se encarga de la promoción, apoya a exportadores
y atrae inversión en cada sector relevante de nuestra economía. El trabajo que estaremos
desarrollando para el sector lanero es un ejemplo de esta función”, concluyó el director ejecutivo
del organismo.

Con un conocimiento y una experiencia productiva probada, Uruguay es hoy el cuarto
exportador más importante de tops de lana a nivel mundial en términos de volumen, mientras
que si se consideran los datos en dólares, se encuentra en la sexta posición. Actualmente, provee
a algunos de los importadores más relevantes a nivel global: China, Unión Europea, Turquía,
Perú y Japón. El desafío es afianzar el acceso a estos y nuevos destinos, fortaleciendo la
profesionalización del sector, mejorando el entorno de negocios, con más visibilidad y
monitoreo de las tendencias y apoyo en la gestión comercial e innovación.

El país se distingue por producir lanas de excelencia, reconocidas internacionalmente por su
origen y proceso de producción. Además, ofrece mano de obra calificada y una tradición
centenaria en esta actividad, que lo posiciona como un referente en el mundo.
Sus diseños con identidad propia y adaptación a las tendencias internacionales de moda
convierten a los productos de lana diseñados y producidos en Uruguay en bienes de lujo elegidos
por destacadas celebridades y por los mercados más exigentes.

En esta línea, la vicedirectora ejecutiva de Uruguay XXI, Inés Bonicelli, concluyó el evento
afirmando que existe una tendencia global de valoración de origen, donde Uruguay se destaca.
“Ofrecemos lana producida y certificada con estándares de bienestar animal, de forma
sostenible, esquilada por cuadrillas certificadas, de mano de obra calificada que sabemos que
también destaca en el exterior. También de lana clasificada artesanalmente, lavada y peinada
en empresas que utilizan energías renovables, que hacen un tratamiento de sus efluentes, que
cuidan el medioambiente. Hoy con innovación y tecnología podemos brindar trazabilidad de todo
esto y reflejarlo en una etiqueta con código QR que ayuda al comprador final en su decisión de
compra”, explicó.

CLOSE
CLOSE